Actualidad en el servicio al asegurado

multirriesgo del hogar. Como elegir un buen seguro de hogar

Claves a la hora de contratar un multirriesgo del hogar

En un mercado libre como el que vivimos, la oferta de cualquier bien o servicio suele ser muy amplia y presenta fluctuaciones a veces significativas del precio.

En el mercado asegurador, y en concreto en las pólizas de multirriesgo del hogar, es conveniente seguir unas pautas básicas para su contratación. No todas las aseguradoras ni todos los productos son iguales.

Claves básicas para contratar una póliza de hogar:

1) ¿Qué entidad aseguradora elegir?. Existen en la actualidad medios más que suficientes para conocer la solvencia y prestigio de una aseguradora. También en el mundo asegurador no es oro todo lo que reluce por lo que es imprescindible conocer no sólo los aspectos citados sino también su gama y experiencia en este tipo de pólizas.

2) ¿Quién puede asesorarnos? Además, por supuesto, de las propias entidades, un mediador o corredor de seguros de acreditada profesionalidad analizará el riesgo y nos propondrá la solución más adecuada a nuestras necesidades. Es el asesor quien puede ayudarnos a conseguir una correcta relación entre precio, coberturas y calidad de servicio.

3) ¿Qué póliza necesito? La póliza idónea es la que reúna, además de los riegos básicos a los que una vivienda y su propietario puedan estar expuestos: incendio, robo, daños por agua o humo, daños eléctricos, cristales, actos de vandalismo, responsabilidad civil y riesgos catastróficos, otras garantías opcionales como daños estéticos, atraco en la calle y objetos especiales, entre otras. Cada hogar tiene sus propias necesidades por lo que la póliza debe ser lo suficientemente flexible para adaptarse a ellas. Los límites porcentuales y cuantitativos que contemplan los multirriesgos del hogar, referidos a joyas, objetos de valor especial, daños estéticos y responsabilidad civil, deberán guardar la proporción adecuada entre estos límites y el capital total asegurado.

4) Declaraciones del asegurado. El funcionamiento correcto de una póliza de hogar en caso de siniestro depende en gran manera de la exactitud de los capitales que declare el cliente a la hora de contratarla, tanto en continente como en contenido. En ningún caso un ahorro de prima justificará posteriormente convertirse en autoasegurador y tener que soportar una parte de la indemnización.

En caso de contratar una póliza de capitales muy elevados, tanto de continente como de contenido y en la que incluyan bienes particularmente valiosos: joyas, cuadros, colecciones, obras de arte en general, el cliente deberá aportar una descripción detallada de los bienes.

5) El caballo de batalla: el servicio post-venta. La póliza más reconocida en el mercado puede quedar en evidencia si a la hora de un siniestro el usuario se siente desamparado o mal atendido. Los servicios de Asistencia 24 horas suelen bastar para solucionar problemas más o menos leves, como por ejemplo roturas de lunas o daños por agua, pero deben tener la suficiente agilidad y capacidad de respuesta. Del mismo modo, en caso de un incidente más grave, la intervención pericial y de apoyo por parte del servicio de siniestros de la entidad ha de ser lo más rápida y efectiva posible.

ENCUENTRA TU OFICINA

  • Red de oficinas

LLÁMENOS

91 435 11 57

Asistencia 24H